Mantenimiento de la red de alcantarillado

La empresa contratada para realizar la operación y el mantenimiento de las redes de alcantarillado tiene que estar acostumbrado con los principales problemas que podrían tener las redes. Los principales problemas que podrían darse en la red de alcantarillado son las roturas, pérdida de capacidad, las obstrucciones y los malos olores.

En este artículo hablaremos de cada uno de estos principales problemas:
Las obstrucciones
Uno de los pasos fundamentales en el mantenimiento del sistema de alcantarillado consiste en la remoción de las obstrucciones.
Las obstrucciones se dan principalmente debido al vertido de grasas, vidrios, arena, raíces, piedras y plástico.
Las grasas, este problema se especialmente en las zonas cercanas a los restaurantes y mercados. La grasa cuando termina en las redes de alcantarillado se va endureciendo con el tiempo obstruyendo las tuberías. Este problema se da fundamentalmente en aquellos tramos con baja pendiente y en las tuberías rugosas como por ejemplo aquellas que fueron hechas con concreto.
En el caso de los plásticos y cristales, podríamos decir que estos materiales se encuentran principalmente en las zonas donde se hace un mal uso del servicio de alcantarillado. Estas zonas son aquellas viviendas en las que se arrojan cartones, plásticos en las redes sanitarias o en la calle.
Las obstrucciones causadas por raíces se dan principalmente en las zonas que tienen sus redes de alcantarillado cercanas a las zonas verdes (con árboles). Generalmente las raíces penetran las juntas o cualquier rotura de las tuberías causando obstrucciones. La solución en estos casos seria cortar las raíces o aplicar sulfato de cobre.
Las obstrucciones causadas por arena y piedra, se da principalmente en las calles que tienen una superficie de tierra o lastre, en este caso debido a las roturas de las tuberías o a los buzones sin tapas, estos materiales penetran de esta manera a la red de alcantarillado. 
La arena y los sedimentos también se forman en los tramos con poca pendiente debido a la descomposición que sufre la materia orgánica. En estos casos es necesario detectar aquellos tramos con mayor incidencia de obstrucciones provocadas por la arena con la finalidad de limpiarlos habitualmente.    
Otro punto importante es la retirada de este material, ya que un simple lavado solo trasladaría la materia a otro sitio, y el problema podría volver.
Cuando la red pierde capacidad.
La pérdida de capacidad se da principalmente debido a la formación de capas de sedimentos dentro de las tuberías, este problema se da principalmente en los tramos con baja pendiente o en tramos con baja velocidad del flujo debido a un bajo caudal de aguas servidas.
Muchas veces la única solución cuando se presente este problema es el cambio total o rediseño del tramo afectado
Consejos para un mantenimiento preventivo.
La mayor parte de las obstrucciones se dan dentro las casas o propiedades, en las conexiones domiciliarias o instalaciones sanitarias.
Por este motivo el trabajo de mantenimiento preventivo deberá empezar en las casas de los usuarios. Debemos hacer un uso adecuado de la red de alcantarillado, siguiendo las siguientes instrucciones podríamos evitar
Se debe hacer un uso apropiado del servicio de alcantarillado, para evitar las obstrucciones de los colectores de menor tamaño. No verter en el fregadero restos de comida, plásticos, papeles, ni otro material que pudiera ocasionar atoros de la red.
No arrojar al váter papeles, toallitas higiénicas, cristales, agua con grasa, u otro objeto extraño al desagüe.
Si su vivienda cuenta con trampas de grasa internas, deberá limpiarlas frecuentemente.
El mantenimiento es fundamental para un correcto funcionamiento y conservación de la red de alcantarillado.
En Desatoros Lidesa S.L. contamos con el personal cualificado y maquinaria necesaria para la realización de cualquier tipo de desatoro y limpieza.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.