Limpieza de colectores

En primer lugar de debe identificar, dependiendo de la antigüedad de la tubería y la pendiente, cuales son los tramos de la red críticos, porque estos tramos necesitan un mantenimiento más frecuente, en cuanto que los no críticos, pueden recibir un mantenimiento más espaciado.

La limpieza de los tramos iniciales de los colectores deberá realizarse con abundante chorros de agua.

Además deberá realizarse la limpieza manual de la red de alcantarilla, para ello se utilizaran varillas o barras de acero de 3/8 a 1/” de diámetro y de 1,9 m de longitud.
Podrá emplearse también cables de acero de 12 mm cuya longitud puede variar.

En los dos casos anteriores se podrían adaptar algunos dispositivos como cortadores expandibles con cuchillas adaptables dependiendo del diámetro de la tubería o cortadores de raíces.

El siguiente paso es abrir las tapas de los buzones de aguas abajo y aguas arriba del tramo dañado, es muy importante hacer una pausa de 15 minutos antes de entrar, de este modo aseguramos una adecuada ventilación de los gases venenosos que se originan en las alcantarillas.

En caso de que sea necesario, se debe originar el represamiento del flujo con una cámara de inspección, además se deben cerrar las compuertas que se manejan a mano, y el arranque de la tubería.

Una vez levantada la compuerta, el agua que esta represada ingresara raudamente por la tubería llevando los depósitos aguas abajo. Esta es una buena solución para las tuberías con un diámetro de 150 a 200 mm.

Para finalizar el mantenimiento de los colectores se debe realizar la limpieza de los tramos con los dispositivos de inspección:

Los terminales de limpieza que están ubicados en las cabeceras de la red de alcantarillado debe limpiarse con chorros de agua o mediante varillas o cables con una frecuencia de dos veces por año. Los tubos de inspección se lavaran con chorros de agua al menos una vez al año.

En cuanto a las caja de paso que están ubicadas en los cambios de diámetro, pendiente o dirección se deben limpiar con abundante agua al menos una vez al año.

  • Mantenimiento correctivo.
  • Se llama mantenimiento correctivo al conjunto de trabajos realizados para corregir los problemas que se puedan presentar durante el funcionamiento de los colectores.
  • Estas son solo recomendaciones en cuanto a mantenimiento correctivo de los colectores.
  • Debe realizarse un mantenimiento correctivo en los siguientes casos:
  • Atoros.
  • Pique y desatoros.
  • Rehabilitación de colectores.
  • Reconstrucción y construcción de buzones.
  • Reposición y cambio de tapa de buzones.

En Desatoros Lidesa S.L contamos con servicio de limpieza de colectores en toda la provincia de Málaga. 

Solicite presupuesto desatrancos en Málaga sin compromiso.