Como limpiar y mantener en buen estado las tuberías domésticas


Los principales problemas son las obstrucciones, malos olores y fugas de agua en las tuberías de nuestras casas. Generalmente por la mala utilización de ellas y por el paso del tiempo se deterioran.

Debemos recordar qye no están hechas para deshacerse de los residuos. Hay que conservarlas en buen estado y limpiarlas periódicamente. Una revisión y mantenimiento mensual es la recomendada por los expertos.

Cuidados con los desperdicios

  • Evite tirar desperdicios por los desagues de restos de alimentos, pelos, uñas cortadas, alfileres y otros objetos que se acumulan imperceptiblemente y ayudan a producir atascos.
  • Tenga cuidado si utiliza desatascadores químicos. Están hechos de sustancias tóxicas, por lo que debe evitar que entre en contacto con la piel, ojos, etc. También debe protegerse de los gases que origina el producto al entrar en contacto con el agua. Debe leer las instrucciones de uso de estos productos atentamente, es muy común utilizarlos incorrectamente ( muchos de ellos deben ser diluidos en agua).
  • Compruebe la boca visible del desague. Revise que no haya ningún objeto al alcance de la mano que obstruya el paso del agua.
  • Si se atasca el fregadero y no tiene desatascador de goma, tape el sumideo y llene el recipiente hasta un tercio de su capacidad. Con una mano tape el respiradero de la parte superior y, con la otra, quite el tapón y ejerza una acción de ventosa.

Combatir los malos olores

  • Los sifones son los encargados de detener los malos olores que suben desde los desagues. Sin embargo, en ciertas ocasiones los malos olores pueden proceder del propio sifón. Para limpiarlo, quite el tapón de limpieza, situado en una de sus curvas y retire los restos acumulados.
  • Una vez al mes limpie los sifones que se encuentran accesibles. Así prevenirá la acumulación de residuos, su descomposición y los olores desagradables.
  • Si antes de viajar o salir de vacaciones ha cortado el paso general del agua es propable que el nivel del agua-barrera de los sifones se evapore dejando paso a los gases del desague.
  • No eche lejía ni otros productos químicos, simplemente obra el paso del agua para que los sifones realicen su función.
  • Elimine los olores persistentes vertiendo una mezcla de media taza de bicarbonato sódico, una de vinagre y 2 de agua caliente. Luego eche agua hirviendo pro el desague.

Soluciones a las fugas

  • Aplicar una solución espesa de detergente líquido sobre la tubería para comprobar si tiene fugas.
  • Si nota que la tubería pierde agua, corte el paso de la misma, vacíe el conducto y coloque un trozo de goma de borrar sobre él y manteniéndole con una abrazadera. A seguir contacte con un profesional.

Tuberías sin aire

    • Si al abrir o cerrar el grifo alguna tubería de su casa hace ruídos lo más probable es que se deba a las burbujas de aire atrapado, aumentando la presión sobre el auga del mismo grifo para desplazar la burbuja.
  • Coja un trozo de manguera y conecte el grifo del fregadero con el grifo con aire. Abra los 2 grifos un par de minutos para que la mayor presión del agua arrastre el aire, quite la manguera, y compruebe si ha desaparecido el aire. Repita la operación hasta eliminarlo.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.