¿Conoces los sifones?

La función principal de un sifón es evitar que los malos olores que vienen de las cañerías suban y provoquen mal olor en el interior de la casa. Además evitan que a las tuberías lleguen a través del fregadero todas las sustancias que puedan hacer que se atasquen. Para ello, los sifones deben cumplir la normativa vigente.

Lidesa07

El Documento Básico HS -Código Técnico de la Edificación- que hace referencia a la Salubridad establece los requisitos para sifones individuales y admite como su primera acción que deben ser accesibles siempre. Es por eso que los cierres no deben quedar nunca atascados, excepto los botes sifónicos.

El acceso a los sifones se produce por medio de un dispositivo de registro que tiene forma de tapón. La instalación debe hacerse lo más cercano posible a la válvula de descarga del aparato sanitario para que el contacto entre el ambiente y la tubería sea lo más mínimo posible. Para los wc no existe sifón posible ya que la forma es similar y lo puede simular y evita así el mal olor.

Por otro lado, los botes sifónicos tienen que tener un diámetro como poco de 110 milímetros y quedar a la par del suelo. Como dispositivo se usará una tapa con cierre hermético. Debe llevar el sistema contra inundaciones y el tapón de registro para, en caso de atasco, poder llegar al tubo de evacuación.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.